COMUNIÓN DE AMAYA

Amaya hizo la comunión… en 2010. Suerte que aún le valía el vestido. Su madre no pudo hacerlo en su día y no se resignó a no tener un reportaje de su hija. Pero tampoco quería lo de siempre. Las fotos de estudio le parecían aburridas y nos fuimos a la calle. El paseo de la quinta… frente a los cines… Hay gente que no cree que un paraje tan bonito quede tan cerca.

Amaya es un encanto de niña, colaboró en todo y se lo pasó genial. Incluso conoció a un perro que pasaba por allí. Os dejo con sus fotos.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Había visto muchas postbodas, pero «postcomuniones» nunca. Jajajaja…
    Me gustan mucho, sobre todo la de la sombrilla con el río de fondo.
    Un abrazo!

Deja una respuesta